A THC warning.

¿QUÉ ES
LA MARIHUANA?

Quizás conozcas a la marihuana con el nombre de “hierba” o “mota”. La planta de marihuana produce un producto químico, el THC (o tetrahidrocannabinol), que altera la mente y que hace que te sientas “drogado”. La marihuana se puede fumar, inhalar en forma de vapor o ingerir en alimentos y bebidas. Es obligatorio que todos los productos de marihuana tengan este símbolo rojo, así que debes buscarlo siempre. Mucha gente cree que como la marihuana es legal, su consumo es seguro para todos. Eso no es verdad, especialmente en el caso de las personas menores de 21 años. Sigue leyendo para saber por qué.

TU SALUD ESTÁ
BAJO TU CONTROL

El cerebro de los jóvenes no termina de desarrollarse hasta los 25 años. Esto significa que consumir marihuana a edades tempranas puede impedir que alcances todo tu potencial. Es tu responsabilidad construir tu futuro, así que debes saber de qué manera la marihuana afecta tu salud.

A boy playing the drums.

Conserva la agudeza de tu cerebro.

Consumir hierba puede afectar el desarrollo del cerebro y hacer que, por lo tanto, sea más difícil alcanzar tus propias metas. La parte del cerebro que se encarga de tomar decisiones también se ve afectada por la influencia de la marihuana. Puede resultarte más difícil pensar con claridad y evitar situaciones peligrosas, como no subirte a un auto conducido por una persona que está drogada o ebria.

A boy using a laptop.

Aprendes y recuerdas más sin la hierba.

Los jóvenes que consumen marihuana con regularidad tienen más probabilidades de sufrir dificultades en el aprendizaje, tener problemas de memoria y obtener calificaciones bajas en matemáticas y lectura. Los estudios demuestran que estos efectos pueden durar semanas tras haber consumido marihuana. Necesitas tu cerebro para todo lo que haces, desde ir a la escuela hasta otras actividades que disfrutas. ¿Quieres que la hierba perjudique eso?

A girl using turntables to make music.

Puede ser difícil dejar de consumir, ¿así que para qué empezar?

La marihuana puede ser adictiva, y si empiezas a consumirla a una edad temprana, es más probable que te vuelvas adicto. Al optar por no consumirla, no tienes que preocuparte por cómo podría afectarte en el futuro.

Es un signo de adicción que la marihuana afecte tu vida cotidiana, como la escuela, los deportes o el trabajo; que consumas más o durante más tiempo de lo planeado, y que trates repetidamente de dejar de consumirla. Si estás preocupado por un amigo o familiar, visita coloradocrisisservices.org.

Two people playing hockey.

La marihuana puede hacer más lento.

Ya sea que seas un artista o un deportista, deberías saber que la hierba puede perjudicar tu desempeño en las cosas que te gustan porque puede afectar tu tiempo de reacción y tu coordinación. Esto es particularmente cierto cuando se trata de las actividades diarias que te encantan, como tocar un instrumento, andar en patineta y hasta conducir. Al no consumir marihuana, puedes enfocarte en las cosas que más te importan.

A teen doing a trick on a BMX bike.

Respira mejor y aire más limpio.

Al igual que con los cigarrillos, fumar marihuana y estar expuesto al humo indirecto puede irritar tus pulmones y dificultar la respiración. Los fumadores habituales de marihuana pueden tener tos o respiración sibilante incluso cuando no están consumiéndola. Cuando eliges no fumar marihuana, puedes respirar con más facilidad y saber que tu cuerpo y tu futuro serán más sanos.

Los cigarros electrónicos podrían contener nicotina, marihuana (THC o CBD), u otras sustancias como saborizadores o químicos adicionales.  Los cigarros electrónicos se han vuelto muy populares y hemos visto brotes de enfermedades del pulmón relacionados con el uso de estos productos.  Los efectos a largo plazo son aún desconocidos, a medida que la información de la enfermedad toma su curso, nuestro mejor consejo es que no los use. Ingrese aquí para ver las actualizaciones sobre el brote de esta enfermedad.

A girl talking on her cellphone.

Pueden producirse reacciones adversas.

A veces, la marihuana puede producir miedo, paranoia y un ritmo cardíaco más acelerado que lo normal. Incluso puede hacer que veas o escuches cosas que no son reales. La mejor manera de evitar este tipo de reacciones es, en primer lugar, no consumirla.

Si algún conocido tiene una reacción adversa, toma la decisión responsable de quedarte con él y de llamar a la línea de ayuda de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Si el cuadro parece grave, llama al 911 de inmediato. Las personas menores de 21 años que llaman pidiendo ayuda y se quedan con la persona afectada por un problema médico o una mala reacción reciben protección. La persona afectada podría enfrentar consecuencias legales dependiendo de las normas locales de orden público, pero igual es importante que hagas lo que puedas para mantenerla a salvo.

CONOCE LOS RIESGOS.
TU FUTURO ESTÁ EN TUS MANOS.

El consumo de marihuana en menores de edad puede afectar mucho más que tu salud. Desde problemas legales a la forma en que puede perjudicar tus planes para después de la preparatoria, conocer los riesgos puede ayudarte a tomar las mejores decisiones para tu futuro.

A Colorado ID card.

Si no tienes 21 años, es ilegal.

Tienes que haber cumplido 21 años para consumir, comprar o poseer marihuana. Pero, a veces, se puede recomendar el consumo de marihuana medicinal a personas menores de 21 años que tengan alguna enfermedad. Si la persona tiene menos de 18 años, solo puede obtener una tarjeta médica con la recomendación de dos médicos y la aprobación del padre, madre o tutor legal. Si te atrapan consumiendo marihuana de manera ilegal (esto incluye a personas que consuman la marihuana medicinal de otra persona), podrías ser imputado del cargo de menor en posesión (MIP). Lo mismo sucede si un amigo o familiar mayor de 21 años compra marihuana de forma legal y te la da. Además, este último podría meterse en problemas por darte marihuana, ya que se trata de un delito grave.

Two friends with their arms around each other.

No pierdas la confianza de tu familia y amigos.

Si te atrapan con marihuana, puedes perder la confianza de tus padres y las libertades que tanto te costó conseguir. Tus amigos también podrían sentirse decepcionados o incómodos si descubren que consumes marihuana.

A pair of running shoes.

No permitas que la hierba te aparte de tu equipo, tu club, tu clase o de cualquier otra cosa.

Si te atrapan consumiendo marihuana, esto puede tener consecuencias serias para ti en la escuela. Puedes ser expulsado de los equipos deportivos o de las actividades extracurriculares. Incluso te pueden suspender, expulsar o remitir a atención psicológica por consumo de drogas. La escuela ya es lo suficientemente estresante, así que para no perder las cosas que quieres, antes que nada, no consumas marihuana.

A car key fob.

Mantén tu expediente limpio, conducir drogado puede hacer que te sancionen por conducir bajo la influencia de sustancias (DUI).

Al igual que conducir ebrio, hacerlo drogado es ilegal. No solo podrías ser imputado por DUI, sino que también podrías herirte o lastimar gravemente a otras personas. La marihuana afecta tu tiempo de reacción, tu criterio y tu percepción de profundidad, lo que hace más peligroso que manejes. Además, las sanciones por DUI son caras y pueden costar miles de dólares en honorarios legales. También pueden hacer que pases mucho tiempo en los tribunales y que tengas que hacer servicio comunitario, estar en libertad condicional y hasta ir a la cárcel.

A stack of cash.

La marihuana puede afectar el dinero que recibas para la universidad.

Si te atrapan consumiendo marihuana y eres menor de 21 años, pueden acusarte del cargo de menor en posesión o MIP. Sea o no que estés pensando en ir a la universidad, un MIP puede hacer que pierdas la ayuda económica federal y que no recibas el dinero necesario cuando llegue el momento. Esto rige para una serie de tipos de ayuda económica, como los préstamos Perkins, las becas Pell, las becas complementarias de oportunidades educativas, los préstamos PLUS y los programas de trabajo y estudio.

A cash register.

Tu trabajo es demasiado importante para que te drogues.

Las pruebas de detección de drogas siguen siendo habituales con muchos empleadores. Un gran número de compañías no permiten el consumo de marihuana, así que si te atrapan con marihuana en el trabajo o si te sancionan con un DUI o MIP, puedes ser despedido. Esto puede traerte dificultades a la hora de conseguir nuevos empleos. Es importante saber que aunque no hayas consumido marihuana durante varias semanas, el THC puede permanecer en tu organismo. Esto significa que la prueba puede dar positiva aunque no hayas consumido recientemente.